El caso Mena Aguado visto desde Europa

March 8, 2006

[Editado originalmente el 08.01.06]

Desde los más variados puntos de vista europeos, el arresto domiciliario y cese anunciado del teniente general jefe José Mena Aguado parece confirmar los más graves pronósticos.

En su balance de fin de año, Liberation escribía: “El federalismo español, en peligro. ¿a dónde va España?”. Y agregaba: “Las tensiones centrífugas no son nuevas. Pero se han acentuado desde la llegada al poder del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, cuando prometió replantear, casi treinta años después, la España de las autonomías”. Días antes, The Sunday Times había publicado un artículo estableciendo un paralelo entre Cataluña y Escocia, subrayando la necesidad de un equilibrio entre las aspiraciones catalanas y “la necesidad de una España fuerte”.

Tras Navidad y Reyes, el tono de voz de la prensa europea se ha hecho mucho más grave. Berliner Monrgenpost afirma que “no se había producido el arresto de un militar desde el fin de la dictadura franquista”. Defense News matiza, recordando al coronel Tejero y las intervenciones militares en la política española durante los siglos XIX y XX. Welt am Sonntag utiliza la palabra “balkanización”, que suele causar escalofríos entre las elites europeas.

Tradicionalmente sensible a los argumentos gubernamentales españoles, Le Monde (www.lemonde.fr., online de pago) publica una crónica informativa muy matizada, que comienza por subrayar el grave “malestar y crispación política”, que condena al presidente Zapatero a “interpretar un papel de equilibrista”. “Equilibrismo” donde, en definitiva, están en juego las instituciones del Estado, hipotecadas a la presión de unos independentistas catalanes “de quienes depende la actual mayoría parlamentaria”.

Sin entrar directamente en el debate español, periférico y central, de alguna manera, desde Viena, donde Austria ejerce la presidencia rotativa de la UE, Die Presse ha rescatado para sus lectores, un artículo de Václav Havel, inquieto por el futuro de la democracia, en Europa, víctima, a su modo de ver, de amenazas de este tipo: la indiferencia moral, la irresponsabilidad cívica, el cinismo, la corrupción, los nacionalismos étnicos, las mafias, la resignación… Comportamientos cívicos que, a juicio de Havel, minan con sus enfermedades del espíritu los cimientos de nuestros frágiles edificios institucionales.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: