Zapatero, sonámbulo en el perdido paraiso europeo

March 9, 2006

[Editado originalmente el 10.01.06]
Un español, Plácido Domingo, recibe en Viena una acogida triunfal. Pero España y el presidente Zapatero están ausentes y con el paso cambiado en la misma Viena, donde comienza un semestre de reformas, conciliábulos y alianzas europeas a geometría variable.

Der Standard destaca los proyectos del canciller austríaco, Wolfgang Schüssel, que ya ha comenzado una primera ronda de contactos al más alto nivel, entre los que no ha figurado por ahora el presidente Zapatero. Schüssel y Angela Merkel, la canciller de Alemania, han anunciado que Viena y Berlín tienen objetivos comunes, diametralmente opuestos a los de la actual diplomacia española: restaurar las relaciones con Washington, reformar la Constitución enterrada por el no francés, tras el equívoco sí español.

Financial Times (www.ft.com., online de pago), por su parte, destaca algunos de los proyectos de la presidencia austríaca, de corte liberal / conservador: echar los cimientos de una política energética común, para evitar el chantaje ruso; lanzar iniciativas de la difunta Agenda de Lisboa, como investigación, desarrollo y políticas universitarias, que nunca pudieron ponerse en marcha, como consecuencia de las hipotecas presupuestarias del dúo franco / alemán. La UE no oculta sus reservas de fondo hacia la Rusia de Putin, que será recibido en Madrid con gran pompa, cuando Berlín ha comenzado su recentraje trasatlántico.

Le Figaro (www.lefigaro.fr) ha publicado un gran informe sobre variadas iniciativas alemanas, inglesas, austriacas o francesas: ni España ni Zapatero aparecen por ninguna parte. Sin duda, el primer ministro español será informado más adelante, cuando ya estén parcialmente anudadas las nuevas alianzas en ciernes, con Angela Merkel como principal muñidora.

Ausente Zapatero de las festividades mozartianas, Viena rinde un homenaje excepcional a uno de los españoles más universales de nuestro tiempo, Plácido Domingo, al frente de la orquesta sinfónica local, para celebrar la reapertura de una gran sala de ópera, con un programa consagrado evidentemente a Mozart. El gran tenor español, director de las óperas de Washington y Los Ángeles, es presentado por Der Standard como un artista de inmenso talento, de quien se espera que vuelva a Viena con su aura de sabiduría y genio cosmopolita que no siempre tiene la diplomacia gubernamental, en la misma escena de la vieja Europa austrohúngara.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: