Porcel, el PP, Cataluña, España y el Estatuto

March 10, 2006

[Editado originalmente el 11.01.06]

Baltasar Porcel quizá sea el novelista catalán más importante de nuestro tiempo. Hoy publica en La Vanguardia un artículo que -sospecho- causará estragos en Barcelona / Cataluña. A mi modo de ver, ese texto marca un jalón importante en la historia política y cultural de debate en curso.

Este es el texto de “Entre tiras y aflojas”:

A Catalunya éticamente -o a unos catalanes que en política son mayoritarios, pero menos en el cuerpo social- le asiste todo el derecho de pedir lo que considera oportuno para la propia comunidad o nación y de plantar cara a quienes, amparados en su nacionalismo ancestral y jacobino, la postergan sañudos. El matonismo conlleva injusticia, ni una democracia lo alberga institucionalmente, véanse Suiza, Alemania, Bélgica, Estados Unidos, Canadá, para citar las de marco aproximado al nuestro. Pero tampoco vale que desde Catalunya planteemos las cosas con escasos modos y menos alianzas y claridades, creamos más anticuerpos que vacunas. Así no sería recomendable aprobar un nuevo estatuto contra el voto de uno de los grandes partidos españoles y de una gran parte de la opinión pública estatal. El PP y tal opinión también ostentan el máximo derecho a defender sus ideas. Un trágala de un color ocasionaría otro en sentido opuesto a la menor ocasión, la comunidad se basaría en la disensión civil al viejo gusto de gentes como el general Mena, un profesional que ha incumplido con el oficio por el que cobra. No le ampara ningún artículo de la Constitución, aunque el PP lo consuele. Es el Gobierno el único que da órdenes al ejército, ni podría hacerlo el jefe del Estado.

El PP no quiere el Estatut porque imagina que con él España se rompe. Bien. Aunque ¿también resulta capolada si Gas Natural lanza una opa sobre Endesa y si en Catalunya todos los ciudadanos tienen el deber de aprender el catalán, como en Madrid el castellano? La Caixa actúa en española, en neta empresa constitucional,pero los machaca puestos por el PP en organismos como el Tribunal de la Competencia están contra la opa, cuando sus mismos técnicos la avalan. Y ¿no son Catalunya y su lengua españolas o España es sólo la del general citado y la otra debe ser tiroteada? Estamos de nuevo ante el anticatalanismo puro y duro, la xenofobia, el asedio cultural. Este cerril jaleo de Salamanca resulta también demencial, el archivo de la Guerra Civil es estatal, no municipal ni provincial, y si debe ser común tiene que pactarse y no responder a una imposición franquista, además de ser intolerable que el Estado robe sus papeles a los particulares. En cuanto a la contribución fiscal catalana al Estado y por tanto al desarrollo global del país, ¿por qué tiene que ser a costa de que Catalunya reciba menos, pierda infraestructuras y posibilidades expansivas?

Problemático Estatut será el que salga de un confuso tira y afloja en Barcelona y en Madrid, con unos que lo rechazan, otros que lo sufren y sus partidarios que lo juzgan un aborto.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: