Zapatero, camino del calvario indigenista

March 10, 2006

[Editado originalmente el 10.01.06]

La crisis Madrid / Washington coincide con la agravación de las acusaciones de racismo antisemina contra Hugo Chávez y la multiplicación de “soflamas indigenistas” sudamericanas, amenazantes para España.

Liberation ha publicado el manifiesto de un centenar de escritores, artistas, profesores e investigadores venezolanos, denunciando los “signos ignominiosos” del racismo del caudillo bolivariano, cuyo revisionismo de raíces neonazis “sería ridículo si no estuviese manchado con la sangre de millones de inocentes”. Los firmantes del manifiesto recuerdan que el mentor ideológico de Chávez fue Norberto Ceresole, aventurero notorio, antisemista, cuya obra circula profusamente entre los islamistas partidarios de la propagación internacional del Terror.

El Times subraya que los desencuentros de Zapatero con Washington coinciden con el encuentro Merkel / Bush , que marca una reorientación trasatlántica de la primera potencia europea. Por su parte, Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) se pregunta si será “rentable” para la economía española una operación de venta de armas que el forcejeo con Washington corre el riesgo de complicar indefinidamente.

Desde otra óptica trasatlántica, la BBC insiste en un aspecto de la crisis con mucho calado: la durísima tensión verbal entre Hugo Chávez y el presidente peruano Alejandro Toledo. Tensión que la BBC inscribe en un marco inflamable para España: la proliferación de movimientos indigenistas y étnico nacionalistas históricamente hostiles a España. En esa línea, el nuevo líder emergente es Ollanta Humala, partidario de rescatar la cultura inca, renacionalizar la industria y liberalizar el cultivo de coca, en el Perú.

Por su parte, el novelista peruano Fernando Iwasaki, afincado en Sevilla, publica en el Diario de Yucatán un artículo muy fino e inquietante, denunciando con ironía ese mismo riesgo emergente, el de una “confederación de países bolivarianos” que hagan realidad el rostro más pavoroso de la utopía bolivariana: “El de un poder omnímodo, ligado a la figura del presidente vitalicio, con una Constitución hecha a su medida y a todas las maniobras que transforman al libertador en dictador”.

¿Cuánto tiempo tardará la retórica antinorteamericana en volverse antiespañola?”, se pregunta Iwasaki, temiendo que al eje Castro-Chávez-Morales se sume pronto otro caudillo indigenista, Ollanta Humala, con unas consecuencias peligrosas para España; ya que, a su juicio, “el indigenismo latinoamericano siempre ha sido antiespañol”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: