Sables, nacionalismos, víctimas de ETA y Javier Marías

March 12, 2006

[Editado originalmente el 20.01.06]

Los meteorólogos trasatlánticos anuncian tormentas. “Crece la inquietud militar en España” titula La Nación en Buenos Aires. En Londres, Financial Times (www.ft.com., online de pago) insiste: “Se extiende el descontento entre los militares contra el gobierno socialista”.


En París, Le Monde (www.lemonde.fr., online de pago) consagra dos grandes páginas a las víctimas de ETA, que presenta con esta frase: “Olvidadas, durante mucho tiempo, las familias de las 800 o 900 víctimas asesinadas por el terrorismo vasco desde 1968 desean hacer valer sus derechos”. El cineasta Iñaki Arteba resume de este modo la opinión de familiares y víctimas: “Contrariamente a los asesinos, las víctimas no tienen nombre en ninguna calle, ni reciben homenajes ni ceremonias de recuerdo en los cementerios. Esa estructura de indiferencia ha permitido la supervivencia del terrorismo”.

No sé si esa trágica austeridad verbal puede resumir dos páginas de testimonios atroces. Joseba Arregi añade: “Al principio, las víctimas eran consideradas como culpables”. Desde su casa de Azkoitia, Pilar Elías declara: “Nadie puede negociar con mis muertos”. Le Monde cierra su informe haciendo suya, sin entrecomillar, estas afirmaciones de Iñaki Arteta: “¿Reconciliación? ¿Irlanda? Aquí no hay dos campos enfrentados. Hay una banda terrorista, y las víctimas. El problema político es una ficción. Nadie precisa que recubriría la expresión fin negociado de la violencia”.

En el terreno diplomático, la agencia Tass concede una gran importancia a la próxima visita de Vladimir Putin a Madrid, para “consolidar relaciones privilegiadas”. Esa visita se consumará en el peor momento para la imagen de España en Europa, cuando Angela Merkel ha viajado a Moscú a “hablar con claridad” a Putin, precisamente, y cuando el Wall Street Journal (www.wsj.com., online de pago) ha publicado un artículo devastador contra los “apaños” empresariales del presidente: uno de sus amigos íntimos, y ministro de telecomunicaciones, Leonid Reiman, sería, al mismo tiempo, el primer beneficiario de una empresa instalada en las Bermudas, desde donde controlaría el inmenso negocio de los teléfonos móviles en Rusia.

Por su parte, el novelista Javier María entra a saco contra la Iglesia y el PP, en una entrevista concedida al semanario Le Nouvel Observateur, acusándolos de “propiciar un clima de histeria”. Sobre los nacionalistas vascos y catalanes lanza esta sentencia: “Cada vez se parecen más al nacionalismo franquista”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: