El 11-M y los demonios nacionales

March 14, 2006

Desde el exterior, la sombra del 11-M se sigue percibiendo como un Calvario atroz y endemoniado.

Financial Times escribe: “Los españoles están confusos; las familias de las víctimas, angustiadas; mientras que la democracia y la lucha contra el terrorismo se han debilitado, a juicio de los críticos”.

Le Monde abre sus páginas editoriales con un comentario sembrado de dudas. Breve resumen de frases significativas: “La atmósfera política se ha deteriorado gravemente y el debate se resume, algunos días, a un puro intercambio de insultos” (..) “La crispación se instaló durablemente con el proyecto de reforma del Estatuto de Cataluña, que ha cristalizado toda la carga explosiva que comporta la articulación territorial de España” (..) “En ese contesto, el impacto político del problema vasco corre el riesgo de ser todavía más grave”. Le Monde concluye: “Si ETA decide conservar las armas, la oposición, que combate el principio mismo de una solución negociada, acusará a Zapatero de haberse extraviado”.

En ese terreno, el Guardian londinense publica una larga historia sobre los orígenes y secuelas del 11-M y llega a esta conclusión: “Ahora está abierta la puerta al fin la campaña de ETA que comenzó en tiempos de Franco”. Por el contrario, Emilio Pérez Touriño, presidente de la Xunta gallega, de viaje oficial en Buenos Aires, es muchísimo más prudente. Clarín le pregunta: “¿Cree usted que es posible ahora la paz con ETA?”. Y él responde: “Bueno… el presidente Zapatero entiende que puede haber una expectativa para intentar acabar con el terrorismo”. El presidente gallego es mucho más voluntarista en el terreno autonómico: “No tiene sentido hablar de secesión en España”.

En el “frente” europeo, el Wall Street Journal (WSJ) tira con mira telescópica contra la cabeza política de Chirac y Zapatero. El WSJ recuerda que “franceses y holandeses enterraron el año pasado la Constitución europea”. El WSJ teme que Chirac y Zapatero están enterrando el timidísimo mercado (poco) común europeo.

Sobre temas estrictamente locales, el Guardian publica un reportaje muy colorista sobre el proyecto extremeño de construir un gran hotel vanguardista en el centro histórico de Cáceres. Antonio Campesinos, profesor de urbanismo, declara: “Es como querer construir un trozo de Miami en el corazón de una ciudad medieval”.

[ .. ]

Una temporada en el Infierno. Periodismo, nacionalismos y basura de caballo y El 11-M visto por Goethe

One Response to “El 11-M y los demonios nacionales”


  1. […] Me pregunto si, en verdad, la diaria lectura de periódicos y la escucha de medios audiovisuales no es el recurso utilizado por el Demonio ”der Geist, der stets verneint”, el espíritu que siempre niega, en la definición canónica de Goethe para envenar la sangre y la conciencia de los españoles. [ .. ] Európolis. El 11-M y los demonios nacionales [ .. ] El New York Times y el boicot contra el cava catalán […]


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: