España, lejos de Europa y América

March 20, 2006

[Editado originalmente el 28.01.06]

Las voces, opiniones o intereses de España han sido inaudibles en la Conferencia que la presidencia austríaca de la UE ha organizado en Salzburgo, para debatir sobre todos los problemas europeos de fondo, con participación de primeros ministros, ministros, historiadores, ensayistas y artistas.

Salzburguer Nalchrichten subraya la “sinfonía” de puntos de vista sobre temas cruciales, del ingreso de Turquía al futuro institucional. Financial Times (www.ft.com., online de pago) estima que la Conferencia de Salzburgo intenta “examinar las grandes líneas del futuro de la UE”. Il Sole. 24 Ore habla de “una fiesta sobre la identidad de Europa”. Debate sobre la identidad y fronteras de Europa, con ausencia oficial de España, enfrascada en debates sobre su propia fisonomía institucional.

La Tribune de Genève publica un gran informe afirmando que “Europa siente la tentación del retorno a la energía nuclear”. Handelsblatt afirma que el este europeo busca desesperadamente nuevas alternativas energéticas, intentando escapar a la inquietante dependencia de Moscú, que la BBC considera “amenazante” para Chechenia, Ukrania y todo el Este del continente. Le Monde y Frankfurter Allgemeine Zeitung hace días que insisten en esa “tentación” del retorno europeo a la energía nuclear. Debate impensable en España, a la vista del arco iris de posiciones gubernamentales.

Les Echos (www.lesechos.fr., online de pago) publica un gran informe sobre la inmigración en Europa, subrayando la “originalidad” de la posición española, muy solitaria, cuando The Prague Post anuncia la emergencia de tensiones políticas duras, como consecuencia de ese problema de fondo, que Madrid trata sin convergencia europea.

Desde el continente americano, en La Paz, La Razón recoge las declaraciones del presidente Zapatero, apoyando sin vehemencia las posiciones de Repsol en Bolivia. La Prensa prefiere insistir en las imprevisibles tribulaciones de la empresa española, recordando las duras acusaciones del ministro de hidrocarburos boliviano. La Prensa se queja del “recorte” de las inversiones de Repsol, que comienza a ser objeto de comentarios que destacan por el tono pintoresco de la prosa y la ferocidad del tono. La Jornada mexicana, por ejemplo, afirma que el gobierno de Evo Morales “pega directo en la zona hepática de Repsol”, que recibe del gobierno boliviano “una sopa de su propio chocolate”. Sin recurrir a ningún diccionario de americanismos, no es difícil advertir la “virilidad” del lenguaje.

Una temporada en el infierno. Septiembre Negro, ETA y Terror, en Madrid

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: