ZP, Merkel, aceite marroquí y favores de Chávez

March 21, 2006

[Editado originalmente el 01.02.06]

La imagen de sólida influencia internacional que confirman los viajes de Angela Merkel a Moscú, Washington e Israel, contrasta con la incertidumbre que transmite la visita del presidente Zapatero a Ceuta y Melilla.

Puede reinflamar las relaciones con Marruecos” afirma la BBC. “Agitado enclave español” insiste Financial Times (www.ft.com., online de pago). Le Nouvel Observateur comenta el “disgusto” marroquí y recuerda la crisis de la isla Perejil. Der Standard habla de una “escabrosa misión”. Swiss Info advierte del riesgo de “crear nuevas tensiones”.

Al margen de lo fundado o infundado de tales reservas, quizá llame la atención el rosario de advertencias y aparentes temores, cuando el Observateur considera indispensable recordar que fue necesario recurrir al Departamento de Estado americano para “zanjar” la crisis de Perejil.

Por parte marroquí, tras el rosario de agrias recriminaciones, se lanza el fantasma no sé si real o imaginario de una nueva “guerra”. “La guerra del aceite estallará”, afirma sin pestañear Aujourd’hui Le Maroc, poniendo el dedo en una llaga comercial que viene de lejos y tiene mucho futuro. Marruecos se queja amargamente de la “agresividad rapaz” de los productores y exportadores españoles de aceite, en detrimento del aceite marroquí: problema harto sensible en una economía tan precaria como la marroquí, siendo el aceite un producto de primera necesidad.

Sin abandonar completamente las turbulentas relaciones hispano-marroquíes, Telepolis concede mucha importancia a la opinión del escritor Juan Goytisolo, haciéndose eco de sus denuncias contra el “racismo” y el “neoliberalismo” (español y europeo) contra los inmigrantes marroquíes, precisamente. En el terreno del racismo, el Independent londinenses se hace eco de las reservas de la UEFA contra las llamaradas racistas de los “Boixos Nois”, los inquietantes ultras del Fútbol Club Barcelona.

Desde Caracas, El Nacional anuncia algo muy parecido a un “ultimátum” de Hugo Chávez al gobierno español. El ministro venezolano de la defensa, almirante Orlando Maniglia Ferreira, transmitirá a los representantes de Casa la necesidad de “solucionar rápidamente” el problema del empantanado contrato de venta de armas. Descifrado se hace eco de esta frasea que se atribuyen a Chávez: “Queríamos ayudar a España. Zapatero me dijo un día que tenían problemas con sus astilleros”. “Otro favorcito de los petrodólares de Chávez”, apostilla Descifrado.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: