Francia, escándalo Clearstream. Espionaje y tentativas de “asesinato político” en la cúspide del Estado

April 29, 2006

Philippe Rondot, general de división, jubilado como consejero del ministerio de la defensa para asuntos de espionaje, ha declarado a dos jueces de instrucción que Dominique de Villepin, primer ministro, y Michèle Alliot-Marie, ministra de la defensa, le ordenaron investigar unas imaginarias cuentas bancarias extranjeras de Nicolas Sarkozy, ministro del interior, para intentar mancharlo políticamente, siguiendo instrucciones personales de Jacques Chirac, jefe del Estado.

 

Se trata de uno de los más oscuros, turbios y torpes escándalos de Estado de las últimas décadas, con insondables ramificaciones políticas nacionales, dignas de una novela policíaca escrita por un tosco discípulo de Shakespeare.

El escándalo ha tardado apenas dos años es ascender desde las letrinas hasta la cúspide del Estado. Entre los meses de mayo y junio del 2004 los jueces que instruían el escándalo de las comisiones ocultas pagadas por la compañía nacional Thomson-CSF para vender fragatas a Taiwán recibieron dos listas bancarias en las que numerosas personalidades empresariales y políticas figuraban como beneficiarias de pagos ilegales, realizados en cuentas domiciliadas en una institución financiera de Luxemburgo, Clearstream.

 

Entre las personalidades políticas figuraban Nicolas Sarkozy, ministro y candidato a la presidencia de la República, Alain Madelin, ex ministro (liberal), y Dominique Straus-Kahn, ex ministro (socialista). Sus nombres fueron filtrados a la prensa pocas semanas más tarde. Sarkozy, Madelin y Straus-Kahn denunciaron inmediatamente la manipulación, pero la mancha de la difamación creció vertiginosamente durante varios meses.

 

Un año más tarde, los jueces instructores terminaron denunciando ellos mismos una “visible tentativa de intoxicación y desacreditación de personalidades políticas”. El largo rosario de las filtraciones judiciales dejó al descubierto un oscuro campo de minas. Los “acusados” denunciaron la manipulación y la “tentativa de asesinato político”. Considerándose víctima de oscuras maquinaciones, Sarkozy decidió querellarse contra “X”, pidiendo la intervención de la justicia. Y es la investigación judicial, en curso, la que acusa a Chirac, Villepin y Alliot-Marie de haber utilizado los servicios del espionaje nacional para intentar desestabilizar políticamente a Nicolas Sarkozy.

 

Primer ministro y ministra de la defensa fueron los primeros en hacer revelaciones y desmentidos parciales. Pero Le Monde ha publicado una parte de la deposición oficial del general Rondot, ante los jueces, con acusaciones inquietantes para el jefe del Estado, el jefe de gobierno y la ministra de la defensa.

 

Según el general Rondot, su ministra de tutela, Michèlle Alliot-Marie, y Dominique de Villepin, siendo ministro de asuntos exteriores, a primeros del 2004 –meses antes de las primeras intervenciones judiciales–, siguiendo instrucciones del presidente de la República, le ordenaron espiar e investigar las imaginarias cuentas bancarias de Sarkozy, en Clearstream, en Luxemburgo.

 

Según el general Rondot, fue Villepin quien lo convocó en el Quai d’Orsay –sede oficial del ministerio de asuntos exteriores–, en presencia de un diplomático y hombre de empresa, Jean-Louis Gergorin, vicepresidente ejecutivo de EADS, el gran consorcio armamentista europeo, que le entregó la lista bancaria que “acusaba” a Sarkozy. Todas las fuentes judiciales sospechan que fue el mismo Gergorin, amigo íntimo de Villepin, quien envió a los jueces las mismas listas, con el fin de manchar y “asesinar” políticamente al ministro del interior. Según las mismas fuentes, tales listas, falsas y difamatorias, pudieron ser “producidas” por un torvo personaje, Imad Lahoud, “director científico” de EADS, “compinchado” con Gergorin, enriquecido, hace años, como gestor de cuentas bancarias de magnates árabes, en Luxemburgo, precisamente.

 

El Elíseo ha publicado un comunicado “desmintiendo” la más mínima implicación presidencial en el escándalo. Villepin insiste en su inocencia absoluta. Sarkozy calla y encaja, a la espera del imprevisible alcance político del escándalo.

 

La instrucción judicial del escándalo sigue su curso. No son nada descartables nuevas revelaciones. Sin embargo, las deposiciones del general Rondot, acusando a Villepin y Alliot-Marie de ordenarle espiar a Sarkozy, por orden de Chirac, tienen un alcance insondable.

 

“Carbonizado” tras la penosa crisis del Contrato primer empleo (CPE), Dominique de Villepin continúa hundiéndose en un pozo de oscurísimas ramificaciones. Y se especula con un posible cambio de gobierno, que, paradójicamente, Nicolas Sarkozy quizá sea el primero en intentar evitar. Destruido políticamente, Villepin le sirve como “escudo”. Una dimisión o cambio de gobierno introduciría un nuevo personaje en la escena nacional, que bien pudiera ser Jean-Louis Borlo, ministro de asuntos sociales, a quien pudieran crecerle unas calladas ambiciones presidenciales.

[ .. ]

Francia, empantanada y aislada de Europa

16 Responses to “Francia, escándalo Clearstream. Espionaje y tentativas de “asesinato político” en la cúspide del Estado”


  1. Hola a todos:
    De ser cierto esto, creo que seria un escandalo comparable con el Watergate. De acuerdo con lo de Sarkozy y lo poco que le conviene que sea presidente del gobierno. Eso le puede quemar demasiado pronto si se diese el caso.

    Saludos a todos.

  2. Dolors Says:

    ¿¡Como “si esto fuese cierto”¡¡???
    Lo dice Európolis, oiga,

    Dolors


  3. Hola a todos:
    Dolors no discuto la calidad de la informacion de Don JP. Sin embargo seran los jueces los que establezcan hasta donde llegan las responsabilidades y a quienes afectaran las mismas. Por lo que parece, el escandalo esta saliendo a la luz publica ahora. Ya veremos donde y como termina esto. A eso me referia.

    Saludos a todos.

  4. jpquino Says:

    En realidad, Wally y Dolors: Európolis se limita a contar lo que dice la prensa francesa, Le Monde, en este caso. Le Monde, a su vez, se limita a publicar la declaración de un general a un juez de instrucción…

    Dicho esto: CUANDO UN GENERAL ACUSA A SU PRIMER MINISTRO, ANTE UN JUEZ DE INSTRUCCIÓN, QUIZÁ HAYA RAZONES PARA PENSAR QUE SABEN MUY BIEN LO QUE ESTÁ DICIENDO, LANZANDO UNAS ACUSACIONES DEVASTADORES CONTRA LA “MORALIDAD” DE UN PERSONAJE SINIESTRO..

    Que ha escrito un libro con Jorge Semprún, de quien hablo extensamente en “Una temporada en el infierno”.

    Q.-


  5. Hola a todos:
    JP no dudo que Le Monde tenga la informacion atada y bien atada. Pero muchos de estos casos de corrupcion, espionaje politico, etc. al final acaban costando la cabeza a los cuadros medios y se salvan los “autores intelectuales”. No fue la cabeza de Felipe Gonzalez la que fue cortada por el escandalo de las escuchas del CESID y si la de ministros que estaban en la picota desde hacia tiempo, Serra y si la memoria no me falla Virgilio Zapatero. Esta claro que este articulo a alguien le va a costar caro, sea algun redactor de Le Monde o sea a algun politico, que posiblemente sirva de escudo a los verdaderos responsables de este escandalo.

    Saludos a todos.

  6. jpquino Says:

    Hay muchas diferencias de fondo y forma:

    1.- En el caso Gal /FGonzalez, hay fundadas sospechas. Pero no hay una declaración judicial de un general afirmando: “recibí la orden de don fulano de tal..”
    2.- En el caso Clearstream, hay una declación de un general afirmando: “Villepin me ordenó investigar las cuentas de NSarkozy..”
    3.- En los escándalos españoles, habia mucha realidad y mucha especulación, mucho juego sucio incluso juego sucio periodístico, manipulando informes de muy diversa especie.
    4.- En el caso francés, hay una deposición de un general que declara ante un juez de instrucción..

    en fin,

    Q.-


  7. Hola a todos
    De acuerdo en lo del juego sucio que hubo en los años 90 en España. De todas maneras confio en que la Justicia haga bien su trabajo y se aclare ese caso. Que conste que no estoy criticando la noticia ni intento minusvalorar la informacion. Solo soy critico, desde la distancia, de las informaciones que aparecen en los periodicos. Quizas en Francia la prensa sea mas responsable que en España y no haya tanto juego sucio, porque aqui nos encontramos todos los dias verdaderos escandalos, informes policiales o militares, etc. y al final la mayoria de las veces no son mas que “falsas alarmas”.

    Saludos a todos.


  8. […] El escándalo Clearstream envenena las relaciones en la cúspide del Estado, hunde al gobierno en una grave crisis inconfesable, precipita una avalancha de acusaciones que dan municiones a los demagogos de extrema derecha, y sume a la opinión pública en una consternación creciente, víctima del patético alejamiento de las elites políticas de izquierda y derecha. […]


  9. […] Las filtraciones judiciales del escándalo Clearstream [1] [2] dejan al descubierto un nudo de víboras circulando por los pasillos más oscuros de los palacios del Estado. Ante ese espectáculo, el presidente de la República y su primer ministro denuncian la “manipulación periodística”, el ministro del interior pide “toda la verdad”, la oposición socialista reclama la dimisión del jefe de gobierno, y algunos diputados conservadores evocan una posible disolución anticipada de la Asamblea nacional. […]

  10. Gayosinkresta Says:

    Analizando toda la informacion a disposicion deduzco personalmente (es mi opinion) que los hilos que mueven este escandalo no hay que buscarlos ni en Nicolas Sarkozy, Dominique de Villepin, Michèle Alliot-Marie ni en , Jacques Chirac. Esta trama esta claramente orchestrada para que se enfrenten entre ellos. La respuesta hay que buscarla como siempre en los posibles intereses que pueden tener esos personajes X´s en funcion de los escenarios resultantes de esa pelea fratricida. Para mi, la prensa deberia jugar aqui un papel mas esclarecedor en lugar de seguir enturbiando el asunto. Hemos de admirar que estas personas injustamente implicadas siguan trabajando en este mundo tan ingrato como el de la politica.

  11. Dolors Says:

    Pues deduce usted de manera muy peregrina, señor Gayo (sin) cresta. Vamos, digo yo..

    Dolors

  12. Javier Says:

    Gayo (sic)..¡¡!!

    Javier


  13. […] El escándalo Cleartream deja al descubierto un paisaje de interiores tenebrosos. El final de Mitterrand fue shakesperiano, con su larga corte de escándalos, traiciones, suicidios y hundimiento fáustico de las ideas, precipitando a un país, una nación, en el insondable abismo que Jacques Chirac ha continuado cavando, con el arte más consumado de la demagogia sin escrúpulos. […]


  14. […] un político carece de privilegios antes los tribunales. Pensemos, por ejemplo, en el caso Clearstream en Francia, que enfrentó al entonces ministro de interior, Sarkozy, con su primer ministro, […]


  15. […] Európolis, 29 abril 2006, Francia, escándalo Clearstream. Espionaje y tentativas de “asesinato político” en la cúspide …. […]


  16. […] una larga tradición de escándalos político-empresariales más o menos incomprensibles, véase Clearstream, o el caso Elf, que casi le cuesta la vida a Eva […]


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: