Tiranos y demagogos. Castro, Le Pen y Cía.

May 6, 2006

Las amenazas, chantajes, excesos y programas políticos, racistas, xenófobos, anti semitas, ultra nacionalistas, incluso neo nazis, de los líderes y partidos de la extrema derecha alemana (Gerhard Frey, DVU, Udo Voigt, NPD), francesa (Jean-Marie Le Pen, FN), austríaca (Jörg Haider, FPÖ) e inglesa (Nick Griffin, BNP), entre otras familias extremistas españolas, italianas, belgas, etc., han sido sancionadas por los electores, la prensa libre, la policía, incluso los tribunales de justicia.

Cuando alguna de esas peligrosas familias políticas ha alcanzado resultados electorales que la opinión pública consideró amenazantes, los Estados y la movilización popular reaccionaron con urgencia cívica. En 1999, el FPÖ consiguió el 27 % de los votos nacionales y se convirtió en la segunda fuerza política de Austria, que la UE puso inmediatamente en cuarentena. En 2002, Le Pen eliminó en la primera vuelta de la elección presidencial al candidato socialista. Como reacción, los electores de izquierda y derecha votaron masivamente por el candidato conservador, Jacques Chirac.

 

Europa quizá camine hacia su ocaso o eclipse histórico, convertida, para los “tigres” asiáticos, en una suerte de Venecia que es agradable visitar, recordando su gloria ida. Pero los europeos, ciudadanos, medios de comunicación, instituciones, Estados, reaccionan con relativa energía cuando grupúsculos extremistas alcanzan posiciones que pudieran considerarse peligrosas. Más allá de sus fronteras, el sufrimiento, pobreza y opresión que sufren los pueblos africanos, asiáticos o americanos no son preocupaciones diplomáticas esenciales para la Unión, que, ante tales cuestiones, oscila entre la indiferencia, la hipocresía y el cinismo de Estado.

 

En el caso español, el cinismo y la hipocresía se agravan con alegre irresponsabilidad. Sería impensable que un primer ministro español se fotografiase abrazando a Jean-Marie Le Pen, culpable de indeseables afirmaciones xenófobas, condenadas por los tribunales de justicia. Sin embargo, Le Pen no siempre llega tan lejos como Hugo Chávez en sus afirmaciones anti semitas. La oferta pública de compra de una gran empresa española, con dinero alemán, cumpliendo todos los bizantinos requisitos de la legislación europea, suscita una enérgica reacción gubernamental en Madrid, con decisiones excepcionales, tomadas en consejo de ministros, violando la legislación europea –a juicio de la Comisión–; con una rapidez y determinación que el gobierno español no tiene cuando el ejército de un Estado ¿amigo? toma por la fuerza armada las instalaciones de una empresa española, en Bolivia. La concesión de derechos jurídicos especiales a los simios quizá ponga de manifiesto una gran sensibilidad moral: que no siempre tenemos ante la violación policial de los derechos humanos más elementales de los periodistas y los homosexuales cubanos.

[ .. ]

Evo Morales, Chávez, Fidel, los hidrocarburos y la tragedia americana, anunciados por Salvador de Madariaga.

Fidel echa el cerrojo a Internet.

Fidel y Chávez vistos por Valle Inclán.

El Terror, aliado privilegiado de Fidel.

Chávez secuestra el Foro Social Mundial.

El antisemitismo de Hugo Chávez denunciado por escritores, artistas, profesores e investigadores, en Liberation.

Antisemitismo racista de Hugo Chávez.

7 Responses to “Tiranos y demagogos. Castro, Le Pen y Cía.”

  1. maty Says:

    Por si en su día no lo leíste, Josep Mª Fàbregas reproduce un excelente artículo de Vargas Llosa:

    Nihil Obstat: El retorn de la raça com a ideologia
    http://fabregas.blogspot.com/2006/05/el-retorn-de-la-raa-com-ideologia.html

    Me quedo con este párrafo:

    “Además de racistas y militaristas, estos nuevos caudillos bárbaros se jactan de ser nacionalistas. No podía ser de otra manera. El nacionalismo es la cultura de los incultos, una entelequia ideológica construida de manera tan obtusa y primaria como el racismo (y su correlato inevitable), que hace de la pertenencia a una abstracción colectivista -la nación- el valor supremo y la credencial privilegiada de un individuo.”

    Hace más de diez años predije a una querida amiga boliviana el negro futuro que le esperaba a su país, basándome en su historia y las terribles estadísticas económicas y sociales. Aún así optó por regresar, no la acompañé en su retorno.

    A lo que iba, hoy se está volviendo a librar una lucha por las libertades en Cataluña, ante la grandísima indiferencia de la mayoría de la población. Llegará un día del mal despertar y muchos entonces se preguntarán cómo fue posible.

  2. jpquino Says:

    Bueno, dicho sea con el debido respeto y simpatía por ti, por Fàbregas y por MVL.. la cosa esperpéntica suramericana me parece bastante correcta… pero, hombre, compararla con la cosa catalana me parece un descarrile excesivo.

    Francamente, no veo a los mossos d’esquadra tomando militarmente los campos de pesols del Maresme o los campos de golf de Girona. El lenguaje apocalíptico aplicado a Cataluña me parece totalmente fuera de lugar, y, sobre todo, ¡comparado con Bolivia, que es uno de los países más pobres y con menos crédito del mundo…!

    Nobody is perfect,

    Q.

  3. maty Says:

    La situación es muy diferente, por suerte. Unos cuantos países sudamericanos, como la mayoría del África negra, no tienen futuro, o lo tienen bien negro.

    Aquí el dilema no está entre una democracia o una dictadura, esa es una fase ya superada, por suerte. No es suficiente con “disfrutar” de una democracia formal, no, una vez que se está en democracia el siguiente paso es la consolidación de las libertades individuales y la lucha contra la discriminación.

    Y en Cataluña, desde los estamentos públicos, viene aplicándose políticas discriminatorias contra los que osan discrepar del discurso oficial -el mismo en todos los partidos, PPC incluido-, que discrimina al 50% de la población con el castellano/español como lengua materna.

    En vez de apostar claramente por políticas que fomenten el bilingüismo, se ha optado por la imposición del monolingüismo.

    Mas no es sólo la lengua, también es la demonización de todo aquel que discrepe, que denuncie.

    La mayoría de bitácoras que denuncian el nacionalismo excluyente catalán (de integrador tiene ya bien poco, si alguna vez lo tuvo) están regidas desde el anonimato, a diferencia de tantas otras bitácoras españolas que tratan temas políticos.

    El problema catalán no es sólo la lengua, es mucho más, como pronto se verá, tras la presumible aprobación del nuevo Estatut (espero que la abstención y los votos negativos le concedan mucho menos apoyo que el actual, de por sí escasamente apoyado en el referéndum de entonces).

    El nacionalismo todo lo envenena y todo lo tapa. Hay grandes disfuncionalidades en la economía catalana, así como en su sistema educativo y en otras áreas.

    Pues eso, algunos no nos conformamos con el status quo actual. Es de esperar que la situación cambie en los próximos años, gracias a que cada vez más personas utilizan internet para informarse, obviando los medios de difusión catalanes, tan sectarios.

    Pero si con todo, no es así, la situación va a ir degradándose, y cada vez a mayor velocidad.

    “Lo que tiene narices” es que sea yo, una persona que no tiene esos problemas, pero que sí observa como otros padecen tales discriminaciones, tenga que dar la cara por ellos.

    Las palabras quedan Quiño. En unos cuantos años podremos mirar atrás. Al menos yo tendré la conciencia tranquila.

    Y termino, denunciar lo que sucede en Cataluña no significa ser seguidor de esos voceros de La Cope, El Mundo y algún otro medio.

    Un no nacionalista catalán no es un nacionalista español. Ni votante del PP, y mucho menos del PPC.

    Mas esos no tenemos apenas voz en tales medios. Esa es la triste situación actual de los medios españoles. Todos navegan en el extremismo, sea de izquierdas o de derechas, dejando huérfanos a muchos que no comulgamos con ninguna de esas dos ideologías tradicionales, al apostar antes por el pragmatismo que por el seguimiento ciego de una ideología, creencia religiosa o similar.

    Si se critica a los medios próximos a Prisa, se es acusado de ser fiel oyente de FJL. Si se critica a la Cope, entonces uno forma parte del entramado prisaico. Pues no señores, algunos no estamos ni con unos ni con otros, somos capaces de pensar por nosotros mismos, sin tener que atenernos a las consignas respectivas.

    Escrito queda.

  4. maty Says:

    A ver si queda más claro con este ejemplo:

    En la década de los cincuenta del siglo pasado en EE.UU, seguía practicándose la D I S C R I M I N A C I O N contra la minoría de la población de piel negra, a pesar de las décadas transcurridas de su guerra civil/secesión.

    A la mayoría de la población blanca le era indiferente que los negros fuesen discriminados, al no serlo ellos. No todos los blancos eran racistas, la gran mayoría eran simplemente indiferentes. Era el “status quo” vigente entonces en ese país donde la democracia funciona desde hace varios siglos.

    Hasta entonces, la mayoría de esa población negra asumía en silencio la durísima discriminación que padecían en el día a día, desde su nacimiento hasta su muerte.

    Fueron unos pocos blancos, progresistas o “liberales” (acepción estadounidense, que no europea, y mucho menos la española), los que dieron un apoyo decidido a esos pocos negros que decidieron denunciar públicamente la tropelía. Esos CIUDADANOS blancos participaron muy activamente para lograr que fueran escuchados y tenidos en cuenta por unos pocos medios de comunicación “del Norte”.

    Después ya sabemos cómo fue derivando la situación.

    Hoy en día los castellanohablantes son los negros catalanes. Muchos asumen como una vergüenza sus orígenes. La mayoría son bilingües ya, y optan por seguir las mismas prácticas de aquellos negros estadounidenses que “se blanqueaban”, avergonzados del color de su piel, acomplejados de su origen esclavo.

    En los sesenta se produjo la eclosión de la lucha por las libertades civiles en ese país democrático.

    Ya sé que la situación es muy diferente, por suerte, pero igualmente tienen en común la existencia de la discriminación.

    Hoy todos asumen que la discriminación contra la mujer ha de ser perseguida, denunciada. Es lo políticamente correcto. ¿Por qué no se aplican los mismos criterios frente a la discriminación por la lengua practicada desde los ámbitos públicos?

    Si oyes la Cope, verás que ellos prefieren recurrir al ejemplo de los judíos y el nazismo. Si buscas en la red, no encontrarás palabras mías que se refieran a esa cantinela, consigna.

    Los verdaderos demócratas denuncian TODAS LAS DISCRIMINACIONES, todas las violaciones de los derechos fundamentales, TODAS, no miran para otro lado cuando les molesta o afecta a su ideología.

    Ese es al menos mi propósito. Mi discurso no va por la vieja dicotomía de izquierdas y derechas, superadas en mi entender, sino en la defensa de las LIBERTADES CIVILES, ya sea en internet o en la realidad física, al anteponer a la PERSONA, su DIGNIDAD, a cualquier otro precepto.

    Válido para negros, judíos, inmigrantes ilegales… o castellanohablantes, cada uno en su ámbito de discriminación, diferente, de distinto grado, pero, al fin y al cabo, DISCRIMINACION.

  5. jpquino Says:

    Hola Maty,
    Te comprendo perfectamente, pero creo que no te sigo por completo. Una de las últimas entradas de Una temporada en el Infierno se llama “Cataluña cainita”, donde creo resumir mal que bien mis puntos de vista, con varios links. En mi Infierno, algunos niñatos catalanes me han llamado “murciano”. Bueno. Tengo mi casa española en Caldetes y no me siente negro norteamericano de los años 50. Los de abrir una sucursal de Auschwitz en una nave industrial de Mataró me parece Delirante. En fin,

    Q.-

  6. maty Says:

    Era por buscar una analogía. Creo que lo que sucede en Cataluña, la persecución del castellano y su cultura no tiene precedentes claros. Porque, catalán y castellano son ambas lenguas seculares de Cataluña, habladas y escritas desde siempre, con sus variantes dialectales. Al querer cambiar esa realidad social y lingüística por un monocultivo del catalán y su cultura, persiguiendo, menospreciando, minusvalorando a la otra lengua y cultura también catalanas se cae en la DISCRIMINACION.

    La mayoría de los ciudadanos catalanes, como bien sabes, no participan activamente en ese delirio. Desde la incorporación de ERC a la Generalitat el proceso discriminatorio se ha acelerado, contando con la PASIVIDAD COMPLICE del PSC-PSOE e Iniciativa-els Verds-IU.

    Esa pasividad cómplice hay que denunciarla también. No sólo hay que hacer el bien en esta vida, también hay que dejar de ser indiferente ante el mal o quienes lo practican.

    Porque son los hechos, los actos y no las palabras grandilocuentes lo que realmente importan. Mirar para otro lado, permanecer pasivo, pensar que no es de la incumbencia de uno nos hace cómplices de los malvados, sean los que sean.

    Malvados, sí, porque están sembrando la semilla de la futura discordia, del enfrentamiento social futuro en la sociedad catalana, que acabará por producirse, al invadir el nacionalismo excluyente cada vez más ámbitos de la sociedad catalana.

    También muchos españoles justificaron la dictadura franquista por la “paz” posterior a la guerra. Sí, paz y tranquilidad para los que comulgaban con ese régimen, indiferentes a la persecución que sufrían quienes se oponían a él, ya desde posturas democráticas o desde sus antípodas totalitarias, léase comunistas (los anarquistas fueron barridos antes).

    Con la llegada de la democracia muchos simplemente cambiaron de camisa, y ahora ocultan con esmero su negro pasado colaboracionista con un régimen liberticida, al igual que otros, opositores, que defendían como alternativa una dictadura también liberticida, la comunista.

    Entonces, el catalán era la lengua perseguida, discriminada, por lo que su recuperación, su uso normal debía ser una de las prioridades del momento.

    Mas se ha pasado de la recuperación de esa lengua y cultura (que forman el 50% de la CULTURA catalana, que se conforma como una suma de las dos) a su IMPOSICION frente a la otra.

    Al hacerlo, quienes le dan amparo de modo activo o pasivo, cometen una tropelía contra los derechos fundamentales de una gran parte de la población catalana. Derechos recogidos en Tratados internacionales subscritos por el Reino de España y que son de OBLIGADO CUMPLIMIENTO: Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Carta de Derechos de la Unión Europea, además de lo aprobado en referéndum en España: la Constitución Española.

    Quienes se saltan toda esa legalidad, imponiendo la discriminación, han de ser denunciados y señalados, han de avergonzarse por defender esas posiciones excluyentes, mas no es así. Ese es el cáncer que padece la sociedad catalana actual. Enfermedad que sólo ha manifestado unos primeros síntomas, mas al no combatirse, la metástasis se está extendiendo en todo el cuerpo social. Llegará un día en que hará crisis y muchos entonces comenzarán a despertar. Será entonces el momento para recuperar las palabras y posicionamientos de unos y otros, desde una red mucho más madura que la actual (en pañales), una etapa en la que los medios de difusión tendrán menor peso para la conformación de la opinión pública, al estar ya totalmente desacreditados por su continuado sesgo sectario (en uno u otro sentido).

    Tardará, pero llegará ese día, por méritos de unos y deméritos de otros.

    Hace años edité la DD.HH, de ahí que la mencione muchas veces, al tenerla siempre presente: http://maty.galeon.com/derechos_humanos/hrights.htm

    Estos artículos son reiteradamente violentados en Cataluña:

    Artículo 2.1

    Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.

    Artículo 7

    Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.

    Artículo 12

    Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.

    Artículo 18

    Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.

    Artículo 19

    Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

    Artículo 20.1

    Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.

    Artículo 21

    Toda persona tiene el derecho de accceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país.

    Artículo 26

    Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.

    Violaciones de todos ellos son bien conocidas. Si quieres paso a enumerarlas en otro comentario.

    Y también puedo reproducir lo violentado en los otros acuerdos internaciones o nacionales, al habérmelos leído, estudiado y comparado, a diferencia de tanto opinador profesional o aficionado que se dedica a despotricar y a opinar sin base, sin haber hecho el esfuerzo de informarse por su cuenta.

    Antaño fue con el Tratado Constitucional Europeo, el compendio de casi 500 páginas leí y analicé antes de posicionarme, a diferencia de tantos otros.

    Igualmente con el nuevo Estatut, proceso que he seguido desde sus inicios, leyéndome los distintos borradores y conocedor de parte de los intríngulis, miserables algunos, que hay detrás.

    LA red está llena de gente que opina sin base argumental alguna, desde el atrevimiento que les otorga su desconocimiento. En vez de reconocerlo e intentar subsanarlo, se enorgullecen de su supina ignorancia.

    Cuando tal proceder es perceptible en los periodistas “profesionales” españoles -en su gran mayoría-, ha de ser denunciado.

    Son los periodistas quienes tendrían que estar bien informados, DOCUMENTADOS, más no es así, sobre todo entre los más jóvenes. De ahí el creciente menosprecio que sufre su profesión, de ahí el incremento de la violencia contra ellos, al ser identificados como colaboradores del poder de turno (como sucedió en Francia recientemente).

    Los medios de difusión catalanes suman el sectarismo propio del conjunto de los españoles al suyo propio.

    ¿Qué se puede pensar de profesionales de la información que rehusan de antemano a la búsqueda de la objetividad en la información? No confundir con equidistancias.

    Antaño, sólo se podía tener altavoz a través de los filtros impuestos desde los medios, ahora ya no, y mucho menos en el futuro, esa es la gran conquista, la gran aportación que ha supuesto internet en la historia de la humanidad, una revolución que muchos bienpensantes son incapaces de ver.

  7. maty Says:

    Esta mañana, una vez operativo mi sistema, he visitado directamente esta conversación, sin haber hecho todavía el preceptivo seguimiento de los pocos medios en la red que sigo y el de las 95 bitácoras restantes.

    Justo visito Libertad Digital, y leo un artículo a cuenta de unas declaraciones de Albert Boadella, que también recurre al símil de la enfermedad al abordar el nacionalismo excluyente catalán.

    LD: Boadella alerta ante la “enfermedad colectiva” que sufre Cataluña porque “no es consciente de la realidad”
    http://www.libertaddigital.com/noticias/noticia_1276278557.html

    Ambos hemos coincidido, lo que no implica que yo siga sus consignas o él las mías (no creo que me lea).

    Si los nuevos partidos catalanes consiguen representación en el Parlament, serán la referencia para el resto de España, con la consiguiente reproducción de su modelo político, a costa del resto de partidos españoles ya establecidos.

    A eso me refería, en parte, a que en Cataluña es dónde se está librando la lucha contra las libertades. Es el laboratorio político de referencia, no el vasco (por desgracia).

    Si no cometen los mismos errores de funcionamiento interno, tan escasamente democráticos, del resto de partidos, pueden ser el factor desestabilizante del “status quo”.

    Su única salida es recurrir a internet, para darse a conocer y para su organización interna. Si fueran listos, podrían aprovecharse de lo ya ideado en otros frentes, como el software libre. Pero eso está por ver. Si caen en los mismos vicios de funcionamiento, no dudaré en denunciarlo públicamente, desde mi INDEPENDENCIA de criterio.

    También en LD, días atrás Antonio Robles escribió sobre un sucedido en 1999, esclarecedor, muy esclarecedor. Por entonces muy pocos alzaban la voz y, todavía menos, tenían oportunidad de manifestar su discrepancia, al ser filtrados por los medios de difusión catalanes. Mas ahora está cambiando.

    Tanto da que los artículos aparezcan en LD o en cualquier otro medio.

    LD: Cuando el silencio es un crimen
    http://www.libertaddigital.com/opiniones/opi_desa_31281.html

    Ahora El Mundo y La Razón también participan en esa denuncia del nacionalismo, mas cuando el PP regrese al gobierno y necesite pactar para gobernar, muy probablemente volverán a postergar las denuncias, al anteponer la “gobernabilidad” a los principios, a los derechos, com ya hicieron durante los primeros cuatro años de Aznar.

    No, algunos no olvidamos, tenemos presente el comportamiento de unos y otros. Los medios, como los partidos, sólo sirven a sus propios intereses, no al de los ciudadanos. Se aprovechan, cuando toca, mas no dudan en poner la sordina cuando les conviene, de ahí la importancia de lograr una red bitacoril informativa que sea una alternativa a los medios. Y sólo se conseguirá mediante la apuesta por la EXCELENCIA, el RIGOR, y la DOCUMENTACION, para lograr así alcanzar la suficiente CREDIBILIDAD que les haga sobresalir del creciente ruido bitacoril, tan lleno de opinión y opinión, escasamente argumentada, donde lo que predomina es el jaleo a los propios y la descalificación al contrario, con tantos que se dedican a ser meros repetidores de consignas.

    Una de esas estúpidas consignas, es calificar al nacionalismo excluyente catalán como nazismo, naZionalismo y demás. Un ejemplo más del fracaso estrepitoso de nuestro sistema educativo, incapaz de formar personas que sean capaces de pensar por sí mismas, de argumentar debidamente sus posiciones.

    A su vez, los otros, los nacionalistas, tienen sus propias consignas, tan endebles y estúpidas como las de los otros. Ambos son espejo del mismo fenómeno: el “aborregamiento” e “inculturalización” de la sociedad española.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: