Tregua incierta, Colón inglés

May 19, 2006

Europa entera a los pies de Barcelona”, afirma El Comercio en Lima, reflejando la admiración de Europa y América ante la épica aventura del Barça, con un entusiasmo que no suscita un largo rosario de incertidumbres.

¿Dónde irán los inmigrantes?”, se pregunta Berliner Zeitung, en Berlín, dando por supuesto que el gobierno español no podrá contener indefinidamente la marea humana subsahariana. En Londres, Financial Times publica un indispensable análisis de fondo sobre el problema de la inmigración a ambas orillas del Atlántico. A su modo de ver, la posición de los EE.UU. es “ambivalente” (se reconoce la necesidad de mano de obra, pero se piensa construir un muro en la frontera mexicana), mientras que la posición de la UE es “incoherente”. España es citada como ejemplo de política que ha causado trastornos significativos a sus vecinos europeos.

 

En Burdeos, Sud-Ouest intenta poner en claro la imprevisible evolución de la marea negra etarra, sin poder conseguirlo, a la luz del vasto arco iris de opiniones que se desprenden de la no menos imprevisible “tregua”, subrayando el único punto sensible: su carácter “irreversible” será “directamente proporcional” al “compromiso de Francia y España”. “Proporcionalidad” inquietante: para Francia es pura y sencillamente IMPENSABLE el “diálogo” con una banda terrorista; y, para España… vaya usted a saber.

 

Ausente el presidente Zapatero de la UE, desde hace meses, El Mercurio hace un balance feroz de la nueva realidad hispano americana, que resume con esta frase: “Retroceso continental”. España no es citada expresamente: pero su denuncia del “populismo político” coincide con los bien visibles apoyos españoles de los últimos doce meses. Ante la crisis hispano-boliviana, El Nuevo Día boliviano publica un editorial titulado “Demagogia y políticas de Estado”, denunciando el “discurso provocador, generador de enfrentamientos”, que el gobierno español comenzó apoyando con simpatía, antes de replegarse con la cautela del gato duramente escaldado.

 

En el terreno de las incertidumbres políticas, en París, L’Humanite resume de manera muy lírica la crisis del tripartito: “El ejecutivo catalán pierde su alma”. Mucho más imaginativo, el Daily Telegraph, en Londres, se pregunta si finalmente no terminará descubriéndose que Cristóbal Colón era inglés, a la luz de los estudios en curso del estudio del DNA de sus inmortales restos. Veremos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: