Francia / Europa: marcha fúnebre

May 30, 2006

Francia ha “conmemorado” como “fiesta” fúnebre el no nacional contra el proyecto de Tratado constitucional europeo [29.05.05], que precipitó en un pozo sin fondo conocido toda la empantanada construcción política de Europa.

Para Jacques Chirac, presidente, se trata de una de las más penosas “estaciones” del “vía crucis” de su fin de “reinado”, que culmina provisionalmente un largo rosario de desastres: derrotas electorales del 2004, referéndum perdido, insurrección de los suburbios, “bajada de pantalones” del Contrato primer empleo (CPE), escándalo Clearstream, con una cota bajísima de credibilidad nacional e internacional. Son numerosos los analistas europeos que piensan que Chirac pasará a la historia como el hombre que aceleró el retroceso de Francia en Europa.

 

Para Dominique de Villepin y su gobierno, se trata del grado cero de la credibilidad política, cuando la supervivencia del primer ministro continúa hipotecada al calendario jurídico del escándalo Clearstream. Nadie olvida que Villepin ha sido bautizado con el mote nada cariñoso de “Nerón” por Bernadette Chirac, esposa del presidente.

 

Para la oposición socialista, se trata del recuerdo de su más honda división fratricida, cuando Ségolène Royal, candidata a la candidatura socialista a la presidencial, es apoyada por los sondeos pero puede contar con la más agria hostilidad de otros tres candidatos a la misma candidatura, Laurent Fabius, Jack Lang y Dominique Strauss-Kahn.

 

Para la oposición ecologista y comunista, Europa y su enterrada Constitución son motivo de pesadillas nocturnas. Los ecologistas viven su enésima “crisis de crecimiento”. El PCF vegeta en lo más hondo de su crisis histórica.

 

Por su parte, la opinión pública continúa profundamente dividida. El no contra la difunta Constitución europea volvería a triunfar, hoy. Sin complejos. Las divisiones, fragmentación, aislamiento y esquizofrenia política de las elites nacionales agravan el rechazo popular contra una “Europa” bizantina, “liberal”, “mundialista”, perfectamente alejada de los intereses y problemas de vida de cada día de los franceses con menos formación y menos recursos materiales.

 

Las elites culturales contemplan despavoridas tal campo de ruinas políticas y sociales, consagradas a publicar una riada de libros sobre los orígenes y perspectivas de la crisis y el “declive”. A sabiendas que, en verdad, Francia y quizá la UE están condenadas a la parálisis política de fondo, mientras los electores no elijan un sustituto a Jacques Chirac. Operación quirúrgica / democrática que no podrá realizarse hasta la lejana primavera del 2007.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: